Astropedia
Advertisement

Imagen de cúmulo globular.

Se calcula que hay entre 150 y 158 cúmulos globulares en nuestra galaxia (se encuentran el halo galáctico y, principalmente, cerca del centro de la Vía Láctea) y se cree que quizá pueda haber hasta una treintena más esperando ser descubiertos. Los cúmulos globulares presentan una forma prácticamente esférica, tienen un tamaño de alrededor de un centenar de años luz de diámetro, y pueden albergar desde decenas de miles a decenas de millones de estrellas.

Los cúmulos globulares son extremadamente ancianos (con algunos cerca de 13.000 a 15.000 millones de años), por lo que, en su interior, encontramos los astros más ancianos de nuestra galaxia. Aquí ya no se produce formación de estrellas. Como hablamos de estrellas muy viejas, se trata principalmente, de enanas rojas y amarillas con una masa inferior a la del Sol (y por tanto con un ciclo de secuencia principal mucho más longevo). Las estrellas con ciclos más breves, simplemente, dejaron de existir hace tiempo.

Formación

La formación de los cúmulos globulares es uno de los fenómenos que todavía no entendemos demasiado bien, y no está nada claro si las estrellas que terminan componiendo un cúmulo globular se forman en una sola generación, o a lo largo de varias generaciones (en un período de varios cientos de millones de años). En la mayoría de los cúmulos que conocemos, la mayor parte de las estrellas están en la misma fase de su evolución estelar, lo que indica que se tuvieron que formar al mismo tiempo.

Pero la historia varia de cúmulo a cúmulo, en algunos de ellos hay poblaciones de estrellas con edades muy diferentes entre sí. Un ejemplo es el de los cúmulos globulares que se encuentran en la Gran Nube de Magallanes (que no podemos observar desde el hemisferio norte), en la que hay dos distribuciones principales. Es muy probable que estos cúmulos, durante su juventud se encontrasen con nubes moleculares gigantes que provocaron una segunda ronda de formación de estrellas. [1]

Fuentes

Advertisement