Astropedia
Advertisement
Urano

Urano es el séptimo planeta desde el Sol, el tercero más grande y el cuarto con más masa del Sistema Solar. Es también el primero que fue descubierto gracias al telescopio: lo encontró Herschel en 1781.

Recibió el nombre del dios griego del cielo, Urano, que significa firmamento. Este titán era hijo y esposo de Gea, la Madre Tierra, que lo había concebido por sí misma. De ellos descienden la mayoría de los dioses griegos. Urano y Gea fueron los padres de Crono (Saturno) y abuelos de Zeus (Júpiter).

A veces los planetas Urano y Neptuno se clasifican como gigantes helados, ya que su composición es parecida y algo distinta de los otros dos gigantes gaseosos, Júpiter y Saturno. La atmósfera de Urano está formada por hidrógeno, metano y otros hidrocarburos. El metano absorbe la luz roja, por eso refleja los tonos azules y verdes.

Su distancia al Sol es el doble que la de Saturno. Está tan lejos que, desde Urano, el Sol parece una estrella más. Aunque, mucho más brillante que las otras. Su radio ecuatorial es unas cuatro veces el de la Tierra.

Urano está inclinado 98 grados, de manera que el ecuador forma casi un ángulo recto con la trayectoria de la órbita. Esto hace que en algunos momentos la parte más caliente, encarada al Sol, sea uno de los polos.

La inclinación sorprendente de Urano provoca un efecto curioso: su campo magnético se inclina 60 grados en relación al eje y la cola magnética tiene forma de tirabuzón, a causa de la rotación del planeta.

Urano, descubierto por Sir William Herschel en 1781, es visible sin telescopio. Seguro que alguien lo había visto antes, pero la enorme distancia hace que brille muy poco y se mueva lentamente. Además, en el cielo hay más de 5.000 estrellas más brillantes que él. [1]

Referencias[]

Advertisement